Magma

Fil and Filippa - Chapter 2

No metas el deo que te quemas, ten cuidao.

Existe en este país una especie de magdalena industrial llamada «magma» porque promete un corazón como de nocilla a modo de (y mezclo definiciones del DRAE) sustancia espesa en el interior de la magdalena cual masa ígnea en fusión (aunque habría que meterla en el microondas). La verdad es que decepciona bastante a pesar de que la combinación magdalena+chocolate es infinítamente superior a la conocida de magdalena+té.

No les cuento esto porque tenga hambre, que un poco sí, la verdad, sino porque es una palabra (magma, no magdalena) que se me viene bastante a las mientes cuando traduzco libros como el de ahora. ¿Por qué? Porque lo que ocurre es que entiendes más o menos lo que quiere decir el autor pero no es nada tan claro como aquí te pillo, aquí te mato, cambio esta palabra por esta otra del diccionario y ya está, no señor. Supongo que cuando las lenguas en cuestión están bastante alejadas es más normal que ocurra eso. Es decir, tú te coges en inglés Sense and Sensibility y lo puedes traducir alegremente por Sentido y sensibilidad sin que te importe un comino qué puede querer decir ahí con (especialmente) «sentido».  Muy distinto sería el caso si la obra se titulara, un poner, Bjlomnarl pardtz Lkjioñlid por mucho que supongamos que «pardtz» es «y». Igual significa lo mismo, pero ahí tenemos el magma del que les hablaba.

Es decir, te encuentras con que «Bjlomnarl» quiere decir «sentido», sí, pero tanto el de la vista como el de la visita (chiste familiar que ustedes no comprenderán), y además «sensatez», «sentimiento», «sentina» y «asentamiento». Si la frase es «Pepe se disculpó por sus palabras, no había querido decirlo en ese bjlomanrl. Así que, como demostración de la prudencia y la bjlomanrl que le caracterizaban, expresó sus bjlomanrls más profundos», pues tampoco tiene mucho problema. Lo malo es cuando el libro va de poético. Ojo, no me meto con la poesía, que para mi gusto es una forma de comunicación muy económica (¿quién da más por menos?) sino que hablo (en realidad, escribo) de esa concepción rococó de lo literario que cree que lo más bonito es lo más a) incomprensible y b) hortera o repipi. Veamos un ejemplo: «Pepe vio ante sí el pan chorreante de nocilla (ya puestos…) y egresó en un mimbar de resolutos contraltos que sundrían los amordes de la zolandra matutina en sus más profundos bjlomanrls». Pues te hacen los ojos chiribitas, claro. A saber qué carajo (ustedes disimulen) a) quiere decir todo eso; b) qué quería decir el autor con todo eso; c) si a alguien le importa lo que pueda querer decir todo eso; y d) querrá decir «bjlomanrl» en ese contexto. Si por lo menos hubiera algún falso amigo, te quedaba la posibilidad de traducirlo aunque fuera (¿manque juera?) mal, pero así…

Con el turco me pasa eso a menudo porque muchas veces no tienen un vocabulario tan específico como nosotros (cuando es específicamente específico, uséase técnico, es igual) y las palabras pueden significar varias cosas en español, cosas distintas, añado. Lo normal es tener un poco de sentido (¿?) común y resolverlo de la mejor manera posible. Pero, claro, para eso hay que enterarse de lo que quiere decir, y no siempre es tan fácil por mucho que quiera mi amiga Carmen Francí, a quien pueden felicitar porque le han dado el premio Esther Benítez de este año (a ella con su partenaire artístico Ismael Attrache   y a Mª Teresa Gallego con la doña Bovary). Sobre todo si no te importa no enterarte o bien si lo retuerces todo de forma que parezca que tiene sentido. A ver… Pensemos en una frase como: «Homo sum, humani nihil a me alienum puto». Si me entero y lo traduzco bien, pues no pasa nada. Puedo enterarme y traducirlo mal o feo (caso escolar o traducción cuasi-poética) «Hombre soy, de lo humano nada a mí ajeno considero». También puedo no enterarme y fumarme un puro «Hombre, en suma, los humanos nihilistas a mí, alienígenas putas» en la confianza de que o bien no tiene sentido en el original, o bien algún lector listo se lo encontrará. Por último (casi) está la posibilidad de no enterarse pero aparentar que sí poniéndolo todo la mar de bonico: «La suma de lo humano, que no deja de ser, en mi opinión, nihilista, es una forma de prostitución proveniente del extranjero». Luego está la traducción Lin-Shu, que consiste en enterarte de lo que quiere decir el autor y ponerlo en lo tuyo sin tener ni idea de idiomas y como Dios te dé a entender: «Como soy tío, me gustan las titis», que es una traducción que igual Terencio habría aprobado.

Ahora ando liado con un párrafo más pesado que una vaca en brazos en el que se habla de a) las personalidades particulares de los presentes; b) una frase musical de un caramillo (esto es otra broma familiar); c) la unión mística; d) recuerdos y valles de sombras. Es decir, más o menos intuyes que las almas de los presentes se unen místicamente con la frase musical, pero ¿quién cruza el valle de las sombras, las almas, la frase, los recuerdos, el padre que los parió (el autor es varón)? ¿O es que la música hace que las almas se unan entre ellas en una orgía mística en el valle de las sombras? ¿Ven qué lío? Como el turco no se parece para nada al cristiano, te armas unos follones de no te menees.

Meso curre un poné del libro de ahora que discutí en su momento con Dña. Celia Filipetto. Supongamos un, digamos para no liarla, sintagma nominal de tres palabras. Vamos a ver los equivalentes que nos da de cada una Dña. İnci Kut en su diccionario gordo:

1) X: método, procedimiento, ritmo en la música turca. Me permito añadir que también es «estilo» como en «pollo al estilo de Kiev», por ejemplo.

2) Y (en locativo): encima de, sobre, acerca de. En otra forma: para, como, con el fin de que…

3) Z (en infinitivo como sustantivo a partir de un verbo): habla, conversación, discusión, discurso, conferencia.

Bueno, como ven, podemos hacer bastantes virguerías. «Discusión acerca del ritmo en la música turca», o «Charla con el fin [de establecer] el procedimiento», o «La tertulia como procedimiento», etc. Tengo que avisarles de que las últimas dos posibilidades (no así la primera) contienen amplias dosis de invento traductoril.

El sintagma verbal del predicado dice: «Sólo se escribe una vez», sin demasiados problemas de interpretación. Vale, ¿y qué hago? (Piensen que tenemos a nuestro favor que el editor ignora por completo la lengua turca). Pues menos mal que podemos echar mano del contexto, ver que está hablando de un tal Descartes (un francés de antaño, creo) y, tras una consulta a la wikipedia, intuir que a lo mejor se refiere a un librillo titulado Discurso del método y no tiene nada que ver con tertulias ni charlas. Menos mal, porque igual podíamos haber traducido: «As is customary, a lecture is written only once», que tampoco está tan mal, oigan.

¡Ay, qué disgusto, qué sufrimiento! Con lo bien que están los textos de sota, caballo y rey. Aunque a ésos también hay que meterles un poco de mano con el rollo de la fluidez. Como el magma mental se me ponga tonto, igual entro en erupción (no en regüeldo), me lo invento todo y santas pascuas.

Anuncios

Acerca de Rafael Carpintero

Traductor y profesor en la Universidad de Estambul
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Magma

  1. Jejeje… es cierto eso que dicen de que la pimienta en los ojos de los demás es colirio: me diverti mucho con tu texto, a pesar de saber que mi diversión implica que te arranques los pelos y estés a punto entrar en erupción, pero qué se le va a hacer?
    Mañana me tocará a mí, así es nuestro oficio: muchas veces nos encontramos con textos que más parecen encriptados que otra cosa.
    iBuena suerte!

    • Velay. Pensaba defecar (simbólicamente) en algo de su estima a modo de insulto vengativo, pero la verdad es que me alegro y me congratulo si mis desdichas sirven de colirio. De verdad. Eso sí, arrieritos semos…
      Saludos monárquicos mágicos en la esperanza de que hayan sido generosos

  2. Sole dijo:

    Yo creo que la traducción más acertada es la de las alienigenas, ¿no?

  3. Celia Filipetto dijo:

    Coincido con Terencio. He copiado “Bjlomnarl pardtz Lkjioñlid” en el traductor de Guguelio y, como dicen los americanos, he went totally postal.

    • ¡Ché, qué lindo! (Humilde homenaje) Lo he pasado al inglés y me da “As I guy, I like titis”. El verbo “guy” es bonito, pero lo mejor es que me pregunta si no quiero decir “Como soy tío, me gustan las tetas”, que no carece de lógica. La versión turca es totalmente tarzanesca: “Ben adam, ben Titis gibi”, o sea, “Yo hombre [de varón], yo Titis como [comparativo]”. ¡Qué bonito es el mundo de la traducción artomática!

  4. Pepe Zafra dijo:

    Descartes… ese nombre me suena. Creo que era un tipo obsesionado por que los huevos para su tortilla estuvieran siempre en su punto: http://es.wikipedia.org/wiki/Whoroscope

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s