El halcón/İnce Memed I

La leyenda no sólo cuenta que en un árbol se encontraba encaramado un indiesito guaraní, también nos explica que cuando Yaşar Kemal llegó a Estambul más tirado que una tanga en 1951 llevaba años teniendo la novela en la cabeza. Por eso fue capaz de redactarla tan rápidamente para que se publicara por entregas en el diario Cumhuriyet entre 1953 y 1954. Narra la historia de un muchacho (Memed el Flaco) que se echa al monte allá a principios de los años treinta, en Çukurova, la antigua Cilicia. El tremendo éxito que tuvo llevó a su autor a continuar la historia en otras tres novelas, pero de eso ya hablaremos.

No sé si tendría algo que ver para que se tradujera rápidamente a multitud de lenguas, pero la novela tiene, entre otras cosas, un componente ideológico que llevó a que el historiador inglés Eric Hobsbawm la incluyera como ejemplo en su libro Bandidos. Lo cierto es que los dos autores turcos más conocidos fuera de su país hasta la aparición de Orhan Pamuk eran Yaşar Kemal y Nazım Hikmet, ambos comunistas. Como Hobsbawm.

(Para más información sobre todo esto recomiendo fervientemente la lectura de la tesis doctoral de Mª Jesús Horta Los conflictos sociales en la zona de Çukurova durante los primeros años de la República de Turquía según la tetralogía de Memed el Flaco de Yaşar Kemal. Se puede consultar en línea aquí).
El caso es que İnce Memed se publicó en España en 1962, convenientemente censurada,  en una traducción del inglés (por mucho que el propio Yaşar Kemal se empeñe en que era del alemán) de Domingo Manfredi Cano y Alfonso Ruiz García. Y ahí empieza el baile de títulos de la serie.
El título original es complicado de traducir porque “ince”, además de “flaco”, también puede significar “agudo”. De todas formas, queda claro en la novela que se lo llamaban porque era un muchacho delgado. Pero se ve que en los países civilizados no quedaba bien eso de que a uno le pusieran un mote negativo, porque el título en inglés se lo cambiaron a Memed, my Hawk, que es como le da por llamarlo a un abuelete pesado que sale en el libro. Siempre es mejor que te llamen halcón que flaco. Como en español nos sobraba lo de Memed, pues se quitó. Y con eso empieza el lío de los títulos en España.
Yo había hecho mi tesis sobre el cuento turco contemporáneo, especialmente sobre un libro de relatos de Tahsin Yücel, había incluido una traducción horriblemente literal y académica como apéndice de la tesis y andaba más contento que unas pascuas. Y en eso alguien (no recuerdo quién) se puso en contacto conmigo por si me sentía capaz de hacer una nueva traducción, esta vez del original. Ediciones B había conseguido una subvención de la UNESCO, pero tenía que traducirse del turco. ¡Quién dijo miedo! Hice la correspondiente prueba y me puse manos a la obra. Debía de ser en 1996 porque el libro se publicó al año siguiente con la portada de arriba, ésa del señor oscuro con cara de malo. Por cierto, que escribieron mal mi segundo apellido, “con una aristocrática hache”, que decía mi cuñado Antonio. ¿En qué estarían pensando para escribir “Hortega”? ¿En “hortera”? Más tarde, y para que quedara a tono con los demás libros, le cambiaron la portada poniendo ese muñequito de Karagöz, el teatro de sombras turco.
Fue la primera traducción que me publicaron y toda mi familia y mis amigos compraron el libro. También fue la primera vez que me encontré con esa otra parte a la que llaman “editor” o “editora”. Por lo general, siempre me he llevado estupendamente con los editores (de mesa; o sea, los editors y no lospublishers, y perdonen ustedes el inglés), pero en esta ocasión tuvimos un par de trepes porque ella se empeñaba en que los caminos de cabras (en turco es igual) no podían “cruzar” unas rocas sino que tenían que “serpentear” por ahí. Otro casi casus belli fue que en la novela hablaba de una tierra de color “blanco sucio” y la susodicha insistía en que el blanco era blanco y si no, pues gris, etc., etc. Está claro que nunca vio el anuncio de Ariel de las casas de Mijas. Al final cedí en algo.
Claro está, eran tiempos anteriores al texto reformado de la Ley de Propiedad Intelectual y las editoriales podían hacer de su capa un sayo. Ahora, si te pones duro, no hay quien te tosa ni quien te encargue otra traducción.

Aparte de todo esto, las críticas se encargaron de crear una imagen errónea de la novela. O quizás una imagen que pudiéramos entender con facilidad en España: Memed se convirtió por arte de birlibirloque en “el Robin Hood kurdo”. Dejemos de lado lo de la elección del personaje inglés cuando, por su trayectoria vital,  Memed se parece mucho más a José María el Tempranillo. Pero es que además ¡no es kurdo! Y lo dicen en algún lugar de la novela, aunque ahora no recuerde dónde. Pero como Yaşar Kemal es medio kurdo y el personaje es un bandolerito bueno… El único que no cayó en la trampa, porque se conocía el percal, fue Ramón Sánchez Lizarralde en un artículo en El Mundo titulado “Un Homero de ahora” (www.elmundo.es/papel/hemeroteca/1997/10/25/index.html), donde hablaba correctamente de Memed como “bandolero turco”.

No me digan que no se dan un aire.

Por cierto, en 1984 Peter Ustinov dirigió una película sobre la novela en la que además hacía de malo.

Anuncios

Acerca de Rafael Carpintero

Traductor y profesor en la Universidad de Estambul
Esta entrada fue publicada en Yaşar Kemal y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a El halcón/İnce Memed I

  1. Azulzul dijo:

    Me recomendaron leer a Yaşar Kemal 🙂 , pero vaya que sí es difícil encontrar en físico un libro de él en Bogotá. Por el momento echaré un vistazo a la tesis sobre Los Conflictos Sociales …
    Gracias Rafael Carpintero

    • Leer a Yaşar Kemal en español es tarea (casi) imposible no sólo en Bogotá sino en todas partes. Hay que encontrarlos usados o de remate.

    • Juan Carlos dijo:

      Hola Azulzul, vivo en Medellín, y por interés en la lengua turca, en todas las librerías o bibliotecas que entro, concentro mi vista en leer palabras turcas. Hace poco entré a un “Sale” de libros y me encontré con la sorpresa de Yaşar Kemal; El Halcón y El Regreso del Halcón, cada uno a $13.000 justamente de traducción del Turco por el señor Rafael Carpintero. Muy económicos y maravillosos libros. Ya casi termino el primero. Si te interesa, podemos arreglar para enviártelos. Cuídate.

  2. Juan Carlos dijo:

    Simplemente maravillosa, fantástica novela. Me he quedado realmente sorprendido, pues luego de leer a Dostoyevski, no había encontrado literatura tan mágica y especial. Rafael Bey, tercüme için çok teşekkürler. Mutluyum! Seguiré con “Ince Memed II” y luego, no sé que será de mí, no puedo encontrar las otras dos; en Medellín (Colombia) es muy difícil.

    Por otro lado, he conseguido el Dossier de Yaşar Kemal de la Revista de literatura Quimera, Nº 182, 1999, páginas 21 – 45 Autor: Fernando García Burillo, con tres cuentos maravillosos (Grullas, La Cabra y Un auténtico Serkisof). Sigo impresionado de tan buena literatura. Aunque, Calor amarillo: cuentos completos, tarea imposible. Üzgünüm! İyi geceler Rafael Bey.

    • A mí la que más me gustó quizás fuera la cuarta (a lo mejor porque era ya la última y estaba un poco cansado de tanto Memed). La segunda fue anterior a la reforma de la ley de propiedad intelectual y en la editorial cambiaron bastantes cosas. Es una pena que se hayan vuelto unos libros tan difíciles de encontrar cuando se hizo una edición de bolsillo de las que siempre hay en aeropuertos y estaciones. Sobre todo lo siento por La furia del monte Ararat.
      ¿Ha probado a pedir Color amarillo directamente a la editorial? Es pequeña y tiene que ser difícil encontrar sus libros en Colombia.
      Feliz lectura. Salud.

      • Juan Carlos Jaramillo Cortés dijo:

        Buenas noches Rafael Bey.

        Decía usted: Es una pena que se hayan vuelto unos libros tan difíciles de encontrar, sobre todo lo siento por La furia del monte Ararat.

        Le cuento que lo encontré (Nuevo León, Monterrey, México) usado, pero sí que valdrá la pena, de eso estoy seguro. Çok mutluyum!

        Buen fin de semana y saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s